Recordando documentación acerca de cómo hacer una buena presentación hemos encontrado esta cita ” Si de repente siente la tentación de utilizar una imagen de dos manos estrechándose delante de un globo terráqueo, deje el ordenador, aléjese de vacaciones y piense en tomarse unas vacaciones o en estudiar aromaterapia” -Nancy Duarte-

Sabemos, por nuestros clientes, que el momento ‘tengo que hacer una presentación’ llega a ser hasta traumático, forma parte de pensamientos, cavilaciones y hasta de pesadillas!! En cambio, aquí, en Palabra de Web nos apasiona este momento que siempre afrontamos poniendo en marcha las siguientes claves:

1.- ¡Habla contigo de la Presentación!

Sí. Si la presentación depende de ti ten una reunión contigo mismo. Si es cosa de un equipo, hazlo con ellos. La cosa está en que debes de lanzar la pregunta: ¿Qué quiero que mi oyente haga cuando termine la presentación? La respuesta puede ser: que compre mi idea, que siga mi proyecto, que venda mis productos, que firme el documento… Esa respuesta deberá acompañarte durante todo el proceso de elaboración de la presentación porque ésa y sólo ésa respuesta será el verdadero objetivo.

2.- Vístete de conquistador.

Para conquistar uno tiene que saber muy bien a quién va a hacer la corte.. ¿o no?. Conquistas por el estómago si sabes qué gustos tiene. Pero si no conoces sus gustos, lo de menos será la elaboración del plato, la conquista se anula en el minuto uno. En las presentaciones públicas va más o menos igual. ¿Conoces a tu oyente? ¿Sabes cómo habla? ¿En qué entorno vive? … Para conquistar hay que conocer.

3.- Simplifica.

Sabes tu objetivo. Conoces a tu oyente. Llega el momento de elaborar el mensaje. Y para ello me gusta apoyarme en un máxima de Leonardo Da Vinci: ‘La simplicidad es la mayor de las sofisticaciones”. Así es. Cuesta muchísimo más hacer una presentación breve, estructurada, directa y amena, que plantear un soliloquio en el que demostremos todo lo que sabemos y ¡ojo que esto pasa! todo lo que somos capaces de escribir en un slide.

El mundo está en tus manos. ¡Lánzate!

El mundo está en tus manos. ¡Lánzate!

4.- Simplifica otra vez. Sed ambiciosos.

Ahora lanzamos las preguntas desde aquí: ¿qué comunica más: explicar cómo es la mirada de un niño al abrir un regalo o mostrar esa imagen?. ¿Qué despierta mayor interés: explicar las claves del éxito para vender un producto o contar la historia de alguien que ya lo ha experimentado?. Si simplificas la idea, desde el mismo enfoque de la presentación, será mucho más fácil desarrollarla.

5.- Elige tus recursos.

No te centres solamente en la opción Power Point. Piensa que hay otros recursos que pueden hacer de tu presentación una historia digital, fácil de contar y sobre todo fácil de entender.

Y por supuesto, siempre puedes dejar tu presentación en manos del equipo de Palabra de Web. Haremos el mejor desarrollo, desde la inspiración y la creatividad, para que consigas el resultado exacto que persigues.

 

foto: <a href=’http://www.freepik.es/foto-gratis/hombre-con-traje-dibujando-bombillas_961387.htm’>Designed by Freepik</a>